Mushing

¿Has visto en películas, series, o en la tele, enormes trineos tirados por hileras de perros en medio de un paisaje nevado? Esta actividad se llama Mushing, y ha sufrido una importante evolución desde sus inicios para convertirse en un deporte muy practicado en la actualidad.

Las variantes del Mushing hacen que sea posible practicarlo en cualquier época del año, dando libertad a quienes lo siguen para adaptar su entorno con el fin de no dejar que el cambio de clima afecte sus rutinas.

que-es-mushing

¿Qué es el Mushing?

Los orígenes del Mushing se remontan hasta las épocas en donde los nórdicos usaban los trineos como medio de transporte en los terrenos habitualmente nevados.

Dichos trineos eran tirados por perros de gran tamaño, fuerza, y pelaje.

 

Con los avances tecnológicos aplicados al transporte, esta actividad pasó de ser un medio de transporte a convertirse en un deporte muy popular.

 

Ahora se le conoce como Mushing, debido a que para señalarles a los perros que debían comenzar a tirar del trineo se utilizaba la palabra “mush”, de origen francés, algo así como el “¡vamos!” que utilizamos nosotros en español.  

 

Los “mushers” son quienes aman y practican este deporte.

 

Tanto el diseño como el tamaño de los trineos han ido evolucionado, existiendo actualmente una gran variedad. Esto hace que la cantidad de perros necesarios para tirar de ellos también sea diferente.

 

Lo que sí es constante es el aumento en la cantidad de personas y perros que lo practican en todo el mundo.

 

La adrenalina que se consigue al avanzar por terrenos nevados irregulares a velocidades elevadas (siempre con la responsabilidad de controlar el trineo por medio de los perros) es enorme.

 

La camaradería que se crea entre la persona y sus perros es única en la vida. Es un deporte ideal para quienes aman los perros, y gustan de las actividades de alta exigencia como forma de vida.

Variantes del Mushing

Aunque el Mushing es una de las actividades más impresionantes y difíciles de realizar en donde se tengan involucrados a perros, el hacerlo en la nieve hace que se limite mucho el acceso para muchas personas y los propios perros.

 

Esto ha hecho que se hayan creado nuevas variables inspiradas en el propio Mushing, consiguiendo en la actualidad practicar esta emocionante actividad en otros climas y terrenos.

 

Los resultados han sido muchos, pero los más exitosas, por su facilidad y desempeño, han sido dos: Canicross y Bikejöring.

variantes-mushing

Canicross

 

El Canicross es una mezcla entre el atletismo humano y el de los perros.

 

En esta actividad, el perro va atado desde una pechera o correa hasta la cintura del humano. La correa tiene una extensión de alrededor de 2 metros. De esta manera ambos deben de correr o caminar a la misma velocidad para avanzar.

 

Es una cuestión de coordinación que implica un reto muy grande al principio, pero con muy buenos resultados a lo largo tiempo. Puede realizarse con casi cualquier clima y terreno.

 

Bikejöring

 

Esta variante está más ligada al Mushing original, solo que en esta se requiere una bicicleta, a la cual van atados dos perros por delante, uno de cada lado, que en conjunto tiran de ella para hacerla avanzar.

 

El humano va conduciendo la bicicleta, pero debe de dejar que los perros se encarguen de moverla, ya que de otra forma sería peligroso para ellos.

 

El reto está en controlar la bicicleta y a los perros a la vez.

Razas aptas para el Mushing

Aunque el ideal, o al menos el más usado desde los inicios del Mushing, es el Husky Siberiano, no es la única raza con las características necesarias para realizar dicha actividad.

 

Las razas similares al Husky Siberiano, como Samoyedo o Alaskan Malamute, son muy buenas para el mushing. Su pelaje los protege de bajas temperaturas, aires helados y fuertes y el roce de la nieve con su cuerpo es casi nulo.

 

La corpulencia de los perros de este tipo de razas es idónea para arrastrar los trineos sin que les implique un esfuerzo fuera de su capacidad. Además, pueden soportar largos tramos sin que se desgasten.

 

Para las variantes del mushing antes mencionadas, que se sitúan en terrenos no nevados, las posibilidades en cuanto a las razas de perros aptas se amplían enormemente, ya que no se necesita que sean resistentes al frío, por ejemplo.

 

En principio, cualquier perro de razas grande, mayor de un año y con un peso de entre 20 y 30 kilos, puede realizar sin demasiadas complicaciones cualquiera de las variantes del Mushing, como el Canicross o el Bikejöring del que te hemos hablado en este artículo.

 

Cabe mencionar que cualquier perro que realice este tipo de actividades necesita una alimentación especial donde abunden las proteínas y calorías. Es importante para que la actividad del perro sea óptima y no afecte a su salud o fisonomía.

 

Sin compromiso, pregunte por nuestros cachorros:

12 + 4 =